La Ruta Btt Trans Guilleries 3 días Mediana es una opción muy razonable para descubrir la belleza de este territorio. Con un recorrido de 152 km y 3.969 m. acumulados entre los tres días, se disfruta de una ruta en la que se recorre desde Viladrau hasta el Embalse de Sau. Desde la Fageda (hayedo) de les Valls hasta Espinelves, pasando por los magníficos abetos de los alrededores de Sant Hilari. Naturaleza salvaje de enormes hayedos, extensos abetos salpicado de pequeñas iglesias y aisladas masías que siempre sorprenden al viajero.

El día 1, con una ruta más larga y exigente, con una primera parte de bastantes pinares y encinares pero una segunda con algunos hayedos y abetos.

En cuanto al segundo día, es ya una propuesta no excesivamente larga de 41,95 km y 1099 m. acumulados. Por eso, se repite en todas las opciones de 3 días. Con los mismos paisajes, bosques, hayedos, castaños…

El día 3, nos muestra unas Guilleries mucho más salvajes, de enormes bosques de oscuros hayedos, extensos y sombríos abetos… durante kilómetros y kilómetros de recorrido… realmente impresionante

Como en la mayoría de propuestas de GuiesBtt.cat, en la Trans Guilleries 3 días Mediana se incluye la cena y el alojamiento previo al primer día de ruta.

X

Día 1. Les Guilleries (Viladrau) – Vilanova de Sau – Sant Hilari Sacalm.

58.10 km. 1571 m. acumulados.

Después de desayunar en el alojamiento, hay que dejar el equipaje en recepción. La ruta sale de la urbanización por un pequeño sendero que finaliza junto a la carretera de Viladrau. Luego, un pequeño tramo a orillas del río nos muestra la belleza de los primeros paisajes del territorio en las cercanías de Sant Sadurní d’Osormort. Cruzando por debajo del Eix Transversal, pronto sube hasta el Coll de Portell, donde la ruta se endurece levemente (con un pequeño tramo a pie) hasta alcanzar el castillo de de Sant Llorenç del Munt (privado). En la cima de un riscal. ¡Impresionante!.

Aquí se inicia una larga bajada hasta la carretera de Vilanova de Sau para subir de nuevo, la pista que conduce al Salt de la Minyona, un lugar excepcional. Rodando a raíz del acantilado enseguida se baja hasta el Embalse de Sau, que se recorre durante unos kilómetros. En 3 km se alcanza Vilanova de Sau donde el track da un pequeño paseo por el pueblo. Aquí hay algún lugar para el almuerzo

Tarde.

La salida de Vilanova es por pista asfaltada pero pronto hay que agar un pequeño sendero (el tercero del día) que aparece muy rodador y divertido, sin complicaciones. Finalmente s logra un camping, donde también hay un restaurante para el almuerzo, si no se ha podido almorzar en Vilanova.

Cruzado el románico Pont de Malafogassa se inicia un largo de tramo de 8 km de ascensión. Los primeros kilómetros, asfaltados, son de buen rodar pero en medio hay pun pqeueño tramo de mayor pendiente (por suerte cementado) hasta que se alcanza la Fageda (hayedo) de les Valls, donde aparecen algunas cabañas en las copas de los árboles.

A partir de aquí, empieza un tramo absolutamente espléndido de magníficos bosqes de hayas intercaladas con abetos y pinares, entre helechos y pequeños arroyos. ¡Una delícia!. Finalmente se entra en Sant Hilari, donde poder disfrutar de una merecida cena y alojamiento.

X

Día 2. Sant Hilari – Sant Hilari.

41,95 km. 1.099 m. acumulados.

La ruta comienza subiendo a la parte alta del pueblo para bajar hasta el fondo del Río Massó, siguiendo buena parte del río, hasta el km 9. Allí comienza un pequeño tramo ascendente, incluyendo un km asfaltado de carretera, para alcanzar St. Climent de Cadells; una parroquia de casas dispersas en medio de un paisaje de enormes alcornocales. Se baja hasta el fondo del valle, pasando por debajo del Eix Transversal, para iniciar un largo ascenso de casi 300 metros en 5 km. Así se llega a Santa Victoria de Sauleda, una pequeña maravilla del románico catalán. Muy pronto comienza una contundente bajada hasta una tercera joya del románico: Sant Pere Cercada. Antiguamente fue un monasterio.

Se sale por un paisaje salvaje del fondo del valle para cruzar enormes bosques de pino negro, hasta arriba la cresta. Por el camino, numerosas masías, muchas habitadas, algunas segundas residencias y un tercer grupo de ruinosas, lamentablemente.

La bajada hasta Joanet es contundente, con tramos de bastante sablón y predominio de alcornocales por todo el camino.

Tarde.

Como después de la exigente etapa de ayer hoy tocaba una ruta fácil, de buen rodar, a partir de Joanet no hay demasiadas complicaciones. De hecho, la etapa de hoy es una ruta con algunas bajadas con fuerte desnivel, como ya se ha visto, mientras que las subidas son quizás más largas pero con menor pendiente. Por eso se recomienda hacerla en sentido horario, tal y como está marcada. Y la subida que queda, para finalizar en Sant Hilari es suave pero constante: casi 300 metros de desnivel en 7 km… mayoritariamente por pista forestal asfaltada. En Sant Hilari se repite el magnífico Hotel***. Finaliza, pues, el segundo día de la Trans Guilleries 3 días Mediana.

X

Día 3.  Sant Hilari Sacalm – Espinelves – Viladrau – Les Guilleries.

51,85 km. 1.299 m. acumulados.

Después de desayunar, y de dejar el equipaje en recepción, la ruta comienza por una pista amplia con bastantes camiones. Sin embargo, pronto se deja para ir a la Font del Gavatx. Pero pronto se llega a la carretera de Osor, cruzando una enorme variedad de bosques y alguna masía (como la del Soler). Al otro lado de la carretera la pista subirá por un paisaje descomunal. En 6,5 km transcurre/transcúrre de los 650 m. en los 1.140 m. con una extraordinaria variedad de entornos naturales. Encinares en las vertientes más soleadas; hayedos y abetos en las más umbrías… hasta el Coll de Mata-Rodona.

En un momento se alcanza el bosque de las cabañas de los árboles (por donde también se pasó ayer, por otra pista) hasta alcanzar un pequeño tramo de carretera. Un kilómetro más allá se sigue una buena pista que con una fuerte pendiente baja directo a Espinelves, donde hay varios establecimientos para comer. ¡Perfecto!.

Tarde.

La ruta sale por la vertiente sur dando una pequeña vuelta para ir a buscar el paso por debajo del eje. Al otro lado hay un pequeño tramo de fuerte subida (por suerte no muy largo) por una bonita umbría hasta los Boscos de Casadevall, donde se inicia la bajada hasta Viladrau. Si no ha comido, hay numerosos establecimientos (como el histórico Hostal Bofill, muy recomendable, sobre todo para ciclistas) aprovechando que la ruta pasa por dentro de la población.

Se sale por un bonito sendero que finaliza en una pista en las inmediaciones de la Masoveria dels Molins. La ruta conduce hacia La Sala, la conocida casa de Serrallonga. Pero siendo una finca privada, se evita bajando por un sendero hasta la Font del Ferro. Así, una nueva pista bastante llana hasta el románico Pont de la Noguerola alcanza la carretera de Seva. Entonces, quedan 2,5 km de asfalto para ir a buscar los últimos tramos de camino y sendero por un paisajes totalmente diferentes, de pinares y encinas que enseguida conducen hacia el Hostal de la Guineu, en las Guilleries.