La Trans Guilleries 2 días Larga es una opción mucho más completa que la Trans Guilleries 2 días Mediana y Trans Guilleries 2 días Corta. Sin duda, la mejor opción para descubrir, en sólo dos días, la belleza de este territorio. Con un recorrido de 129 km y 3.326 m. acumulados en total, se disfruta de una ruta en la que se recorre desde Viladrau hasta el Embassament de Sau. Desde la Fageda de les Valls hasta Espinelves o Sant Hilari. Naturaleza salvaje de enormes hayedos, extensos bosques de abetos con multitud de pequeñas iglesias y aisladas masías que siempre sorprenden al viajero. Una ruta muy completa.

Ambos días son muy parecidos en cuanto a distancia y desnivel; ambos con 64 km largos. Ahora bien, el primero alcanza casi 1.700 m. de desnivel mientras que el segundo permanece en 1.627 m. acumulados.

Como en la mayoría de propuestas de GuiesBtt.cat, en la Trans Guilleries 2 días Larga se incluye la cena y el alojamiento previo al primer día de ruta.

XX

Día 1. Les Guilleries (Viladrau) – Vilanova de Sau – Sant Hilari Sacalm.

64,43 km. 1.699 m. acumulados.

Después de desayunar en el alojamiento, hay que dejar el equipaje en recepción. La ruta sale de la urbanización por un pequeño sendero que finaliza junto a la carretera de Viladrau. Un pequeño tramo a orillas del río nos muestra la belleza de los primeros paisajes del territorio en las cercanías de Sant Sadurní d’Osormort. Cruzando por debajo del Eix Transversal, pronto sube hasta el Coll de Portell, donde la ruta se endurece levemente (con un pequeño tramo a pie) hasta alcanzar el castillo de Sant Llorenç del Munt (privado). En la cima de un riscal. ¡Impresionante!.

Aquí se inicia una larga bajada hasta la carretera de Vilanova de Sau para subir de nuevo, la pista que conduce al Salt de la Minyona, un lugar excepcional, famoso por sus leyendas. Rodando junto al acantilado pronto se baja hasta el Embalse de Sau, que se recorre durante unos kilómetros. Y finalmente, en 3 km, se alcanza Vilanova de Sau donde el track da un pequeño paseo por el pueblo. Aquí hay algún lugar para el almuerzo.

Tarde.

La salida de Vilanova es por pista asfaltada pero pronto hay que tomar un pequeño sendero (el tercero del día) que empieza muy rodador pero poco a poco, se va complicando haciéndose casi a pie a los apenas últimos 100 metros… Finalmente se alcanza un camping, donde también hay un restaurante para el almuerzo, si no se ha podido almorzar en Vilanova.

Cruzado el románico Pont de Malafogassa se inicia un suave tramo de 8 km de ascensión hasta Sant Andreu de Bancells. Si bien toda la subida es una delicia (con magníficas vistas), hay que decir que los tramos de los alrededores de la Plaça del Bisbe (Plaza del Obispo) son una maravilla de la naturaleza. Pero todavía sube hasta las cercanías de Vallclara, donde quedan los restos de un intento de urbanización (Les Guilleries). Aquí comienza el largo descenso hacia la zona de las cabañas de los árboles, de buena pista. Pero en Collsabena, la ruta se desvía y comienza un tramo bastante espléndido de magníficos bosques de hayas intercaladas con abetos y pinares, entre helechos y pequeños arroyos. ¡Una delicia!. Finalmente, se entra en Sant Hilari donde poder disfrutar de una merecida cena y alojamiento.

X

Día 2.  Sant Hilari Sacalm – Espinelves – Viladrau – Les Guilleries.

64,46 km. 1.627 m. acumulados.

Habiendo desayunado, hay que dejar el equipaje en recepción,

La ruta comienza por una pista ancha con bastantes camiones hasta el Pla del Vernet. Aquí se inicia uno de los tramos más bonitos del día que desciende hacia la iglesia y rectoría de Santa Margarida de Vallors. Si la bajada ha sido una delicia de hayas y castaños, en la subida hasta la Font dels Abeuradors predominan más las encinas. Pronto se deja la pista para ir a la Font del Gavatx. Y al momento se llega a la carretera de Osor, cruzando una enorme variedad de bosques y alguna masía (como la del Soler). Al otro lado de la carretera la pista subirá por un paisaje descomunal. En 6,5 km se pasa de los 650 m. a los 1.140 m. con una extraordinaria variedad de entornos naturales. Encinares en las vertientes más soleadas; hayedos y abetos en las más umbrías… hasta el Coll de Mata-Rodona.

En un momento se alcanza el bosque de las cabañas de los árboles (por donde también se pasó ayer, por la otra pista) hasta alcanzar un pequeño tramo de carretera. Un kilómetro más allá se sigue una buena pista que con una fuerte pendiente baja directo a Espinelves, donde hay varios establecimientos para comer. ¡Perfecto!.

Tarde.

La ruta sale por la vertiente sur dando una pequeña vuelta para ir a buscar el paso por debajo del Eje Transversal. Al otro lado hay un pequeño tramo de fuerte subida (por suerte no muy largo) por una bonita umbría hasta los Boscos de Casadevall, donde se inicia la bajada hasta Viladrau. Si no ha comido, hay numerosos establecimientos (como el histórico Hostal Bofill, muy recomendable) aprovechando que la ruta pasa por dentro de la población.

Se sale por un bonito sendero que finaliza en una pista en las inmediaciones de la Masoveria dels Molins. La ruta conduce hacia La Sala, la conocida casa de Serrallonga. Pero siendo una finca privada, se evita bajando por un sendero hasta la Font del Ferro. Una nueva pista bastante llana hasta el románico Pont de la Noguerola alcanza la carretera de Seva. Son 2,5 km de asfalto para ir a buscar los últimos tramos de camino y sendero por un paisajes totalmente diferentes, de pinares y encinas que conducen rápidamente hacia el Hostal de la Guineu . ¡Una enorme gozada la Trans Guilleries 2 días Larga!